SHARE THIS POST?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Chihuahua.- Luego del anuncio hecho por la empresa canadiense VVC Exploration Corporation, sobre el establecimiento de una de sus minas en una parte del área natural protegida de Samalayuca, cuya aprobación incluyó quitar esa categoría al terreno donde se asentará, el encargado de la representación de Semarnat en el Estado, Gustavo Heredia Zapién, manifestó que sí hay un retroceso para el medio ambiente y que, a pesar de que se cumplen ya con la mayoría de los requisitos, será el municipio de Juárez quien emita el último permiso para el cambio de uso de suelo. 

“Podemos decir que la instalación de la mina si es un retroceso, pero también hay que reconocer que las leyes nos obligaron a expedir dos de los permisos que necesitan, a pesar de que haya cosas con las que no estamos de acuerdo y de la negativa que existe por parte de la mayoría del Ejido”, afirmó el funcionario federal. 

Reconoció que se trata de un tema difícil para los sectores normativos, sociales, económicos y ecológicos, que implica conciencia en las partes involucradas, sobre todo en lo que respecta al sector económico, quien domina las actividades que implican un riesgo ambiental. 

Heredia Zapién refirió que la empresa ha gestionado los permisos correspondientes ante la Secretaría del Medio Ambiente; uno de ellos el manifiesto de impacto ambiental, que se basa en el cambio de uso de suelo y el que tiene que ver con la presentación del proyecto. 

Añadió que la minera está cumpliendo con la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y con la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable, que es la que rige el cambio de uso de suelo. “Para nosotros, el manual de funciones son las leyes y aunque pudiéramos estar en desacuerdo con algunas instancias, finalmente la ley es la que manda, aunque la zona esté declarada protegida por el Gobierno Federal”. 

El entrevistado explicó que aún les faltan algunos permisos que tienen que ver con otras leyes en el ámbito estatal y municipal y que incluso, será el Ayuntamiento de Ciudad Juárez quién brinde el último permiso para el inicio de operaciones, que tiene que ver con el uso de suelo. 

Recordó que Semarnat negó los primeros trámites debido a que el terreno se encuentra en área natural protegida, pero que la ley al final de cuentas se impuso a través de los trámites que la empresa hizo y del cumplimiento que obtuvo, por lo menos en el ámbito federal, para que pudiera obtener los primeros dos permisos para establecerse en Samalayuca.

Original Article: https://www.eldiariodechihuahua.mx/estado/reconoce-semarnat-retroceso-por-instalacion-de-mina-en-samalayuca-20191004-1570105.html