Location
La mina El Gallo 1 está situada en la zona serrana del municipio de Mocorito. Foto: Especial.

La mina El Gallo 1 está situada en la zona serrana del municipio de Mocorito. Foto: Especial.

Ciudad de México, 11 de abril (SinEmbargo).– No sólo las empresas mineras extranjeras se enfrentan a las amenazas por parte de grupos del crimen organizado, también las mineras mexicanas y sus empleados denuncian la creciente inseguridad que se vive en el país, revela el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ).

“La inseguridad para las empresas mineras mexicanas y sus empleados también está en aumento”, dijo Manuel Reyes, presidente de una asociación mexicana de ingenieros de minas al diario.

El pasado martes sujetos armados robaron 8.5 millones de dólares en oro de una mina de Sinaloa, perteneciente a la firma canadiense McEwen Mining, reportó la empresa.

La compañía informó que los hechos ocurrieron en la mina El Gallo 1, situada en la zona serrana del municipio de Mocorito en la comunidad de El Magistral.

El reporte señaló que los asaltantes se llevaron 900 kilos de concentrado de oro, que contiene aproximadamente 7 mil onzas de oro, equivalentes a 198 kilos.

McEwen Mining dijo que en el asalto ninguno de sus empleados resultó herido. Dijo que las operaciones de las mineras tampoco fueron afectadas.

“La policía y directivos de la compañía canadiense sospechan que alguien dentro de la minera les ayudó a los ladrones a realizar el robo, hecho que ha atraído a los titulares mundiales y reveló las preocupaciones sobre la inseguridad de los mineros en México, uno de los centros mineros más grandes del mundo”, refiere The Wall Street Journal en la nota firmada por sus corresponsales en Canadá y México, Alistair MacDonald y Dudley Althaus, respectivamente.

El diario recuerda la entrevista que se difundió el día de ayer por parte de la televisora canadiense Business News Network, donde el director de la minera Rob McEwen, reconoció que para operar en México lleva una “buena relación” con los grupos del narcotráfico en Sinaloa, quienes dan los permisos a las compañías para saber cuándo pueden operar.

“Los cárteles están ahí. Generalmente tenemos una buena relación con ellos. Si queremos ir a explorar a algún lado, les preguntamos, y te dicen: no, pero regresen en un par de semanas después, cuando terminemos lo que estamos haciendo”, dijo McEwen, que agregó que la zona está tomada por operaciones temporales para transporte y cosecha de droga.

La mina McEwen, indica el diario estadounidense, se encuentra en la misma cordillera de la costa que es la cuna del cártel de Sinaloa de México, una de las principales bandas de narcotráfico del país. La zona se ha visto asolada por la violencia tras la detención de su líder Joaquín “El Chapo” Guzmán y otros involucrados en el negocio de los narcóticos.

“Pero la violencia de los cárteles y la criminalidad ha comenzado a fluir por los mineros en otras partes de México”, señala el texto.

LOS OTROS CASOS

The Wall Street Journal recuerda que en el 2013, un ejecutivo del gigante minero ArcelorMittal recibió un disparo en Lázaro Cárdenas, Michoacán, en una matanza en donde a decir de los funcionarios de inteligencia mexicanos fue el trabajo de un cartel de la droga local.

En marzo, añade, tres empleados de Goldcorp Inc., fueron encontrados muertos en el estado de Guerrero, después de que otro empleado fuera secuestrado a principios de ese mes, de acuerdo con informes de la prensa local.

“Una portavoz de Goldcorp, compañía de oro más grandes del mundo por capitalización de mercado, dijo que los empleados no estaban en la mina o en el transporte proporcionado por Goldcorp en el momento del incidente. Ella se negó a hacer más comentarios”, destaca la nota.

También señala que en el mes de febrero, la compañía Torex Gold Resources Inc., con sede en Toronto, Canadá, informó que cuatro de sus trabajadores estaban entre 13 secuestrados cerca de su mina en el estado de Guerrero.

“El año pasado, las fuerzas federales tomaron el control del puerto de Lázaro Cárdenas [Michoacán] para apagar el contrabando a China de miles de toneladas de mineral de hierro producidos en minas clandestinas o extorsionados a empresas por el cártel de los Caballeros Templarios de Michoacán”, recuerda The Wall Street Journal.

El texto señala que los robos a mano armada en las minas son relativamente raros. “Las compañías toman precauciones, como el envío de sus minerales en vehículos armados en días aleatorios. Las minas también tienden a estar en lugares aislados por lo que es difícil escapar con cargas pesadas conspicuos”.

El empresario Seymour Schulich dijo en entrevista para el diario estadounidense que no se preocupaba mucho por los robos en las minas, en referencia a lo ocurrido en México con la compañía McEwen. “Si usted va a robarme, vas a tener que conducir 50 millas para llegar lejos”, dijo. “Los caminos no son buenos y los ladrones van a tener que usar los helicópteros”.

Los países en desarrollo desde Zambia a Chile se han convertido cada vez más en territorios difíciles para las empresas mineras, en medio de las crecientes demandas de impuestos, oposición de la comunidad que endurecen las normas ambientales, revela el diario.

“La acción criminal en México, donde la exploración por grupos mineros extranjeros ha ido en aumento, podría aumentar el número de países considerados como inseguros por la industria” indica el texto.

México es el mayor productor de plata del mundo y un importante productor de oro, cobre y plomo. De acuerdo con datos de SNL Financial citados por The Wall Street Journal, el país ha aumentado su cuota de dólares de exploración globales de las compañías mineras, desde el 4.6 por ciento en 2005 a 6.6 por ciento en 2014.

Original Article: http://www.sinembargo.mx/11-04-2015/1309836

SHARE THIS POST?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Layne, A Granite Company, provides sustainable solutions for water resources and mineral exploration. Originally established in 1882, Layne offers a rich history of delivering safe, professional, and reliable water and minerals solutions throughout North and South America. Granite acquired Layne and its subsidiaries in the fall of 2018, to further Granite’s strategy to grow through acquisition and diverse end market expansion.