Location

La minera Frisco es propiedad de Carlos Slim. Foto Especial

Puebla, Pue. La explotación de minas de oro en Tetela de Ocampo, al norte del estado, que busca realizar la empresa Frisco, propiedad del empresario Carlos Slim Helú, estarán condicionadas a la decisión de los habitantes, quienes hasta ahora se oponen, advierte la delegada de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Daniela Migoya Mastretta.

Comenta que, hasta el momento, sólo han autorizado a la minera llevar a cabo exploraciones en el Cerro de Espejeras, cuyo permiso se otorgó en octubre del 2013, con una vigencia de dos años, tiempo en que deberá presentar su proyecto o, de lo contrario, tendría que volver a tramitarlo.

Afirma que la dependencia federal sólo dará la autorización correspondiente si Frisco, junto con las autoridades locales, llevan a cabo una consulta pública en la que pobladores determinen si permiten la explotación o no de sus yacimientos.

Menciona que, actualmente, es la única empresa autorizada por la Semarnat para realizar trabajos de exploración minera de oro, plata y cobre, cuyo caso ha sido el más controvertido por la negativa de los habitantes.

Sin embargo, hubo cuatro firmas que también solicitaron permisos entre los años 2011 y 2014 para la explotación de minerales.

Se trata de Minera Gavilán, cuya petición era para determinar el contenido mineral del subsuelo en Ixtacamaxtitlán. La otra era la empresa Riqueza de Tepepan, que buscaba extraer hierro en el municipio de Jolalpan.

Los otros dos son los empresarios Gustavo López Medrano, quien buscaba explotar zeolita, y Luis Alberto Sandoval, quien pretendía sacar el material barita de Tecomatlán.

A los tres primeros se les negó el permiso para llevar a cabo sus proyectos y el último desistió del proceso.

NO quieren MINERA

Al respecto, el presidente de la asociación civil Tetela Hacia el Futuro, Germán Romero Sánchez, advierte que no permitirán la entrada de esa empresa, ya que perjudicaría a más de 30,000 habitantes.

Agrega que por la explotación a cielo abierto se devastarían hectáreas de bosques, además de acabar con los manantiales que se encuentran en el lugar.

La operación de minas en Tetela de Ocampo requiere de una alberca de 18 hectáreas para concentrar la tierra “inservible”, al contener cianuro por el proceso minero, que se iría a los ríos, tanto subterráneos como superficiales.

[email protected]

SHARE THIS POST?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

We are world leaders in testing, inspection and certification services. We are present in all sectors of the economy with solutions and services that enhance the business, avoiding risks, improving operational performance and protecting the reputation and brand of our clients.